Marketing, el mal necesario del que todos hablan, lo sabemos como indispensable y podría ser la pieza faltante del por qué no llegan clientes.

En la mayoría de los casos, nunca vamos a pecar de un exceso de marketing. Y no es que debas implementar cuanta cosa leas o escuches, porque para determinar qué hacer o no hacer, hay que indagar en lo que necesitas y en tu ciclo de marketing y ventas.

Como sabes no es suficiente ser bueno en lo que haces si no que tienes que dejarlo saber de una manera que tu mensaje sea atractivo para quien te lee o escucha.

¿Y cómo haces que tu mensaje llegue y sea atractivo para tus clientes potenciales?

Haciendo, implementando.

Una vez que entendemos que el marketing viene con el verbo “hacer”, la cuestión se torna difícil.

¡Por que tenemos que movernos e invertir tiempo y dinero!  

Que tu mensaje llegue a quienes te necesitan, requiere de planeación e implementación y es ahí donde puedes sentir que no puedes con todo. Y ahora que más, qué herramienta, qué táctica.

Seguramente nunca pensaste que estar por tu cuenta, requeriría volverte tu propio Chief Marketing Officer.

En tu negocio los 2 aspectos más importantes (dejando de lado tareas administrativas y otras cuestiones) donde enfocar tu atención son: buscar y atraer clientes y ejecutar tu servicio a los clientes existentes.

Si pasas la mayoría de tu tiempo, entregando tu servicio y pones un stop prolongado a tareas para atraer nuevos clientes, entonces prepárate, una vez que hayas acabado con los clientes actuales, te preguntarás ¿dónde consigo mi próximo cliente?

Para reducir la resistencia y el agobio de añadir tareas de marketing a tu día a día, necesitamos motivarnos de diferentes maneras.

Debajo te planteo 7 para que te pongas a hacer marketing ahora.

1.Visualiza el resultado final de tus actividades de marketing

Imagínate recibiendo solicitudes, con clientes satisfechos, o imagina la emoción que sentirás al recibir dinero en tu cuenta, o la emoción de que una persona más te permita ayudarle con tu talento y  conocimiento.

2. Define una recompensa para ayudarte a completar las tareas de marketing.

Premíate con un dulce cada vez que envíes un mail de seguimiento, invitate un café la próxima vez que te acepten para dar una plática en la asociación de emprendedores de tu ciudad. Y una cena en tu lugar preferido una vez que tu web esté lista.

Pero sólo premíate por completar, premiarte por empezar no vale, la recompensa viene con la satisfacción de terminar lo que tenías que hacer.

3Cuando una tarea en particular te bloquee, empieza por lo más fácil.

Por ejemplo, si no sabes ni por dónde empezar a escribir en tu blog, comienza haciendo una lista de ideas de los temas de los que quieres hablar, así tendrás también ideas para los próximos.

También puedes abrir los últimos libros que leíste y tomar ideas de lo que subrayaste, para inspiración.

Lo cual nos lleva al siguiente punto.

4.Ten un cuaderno de ideas o una app para notas

Cuando se te ocurra una idea, anótala, cuando veas algo en internet que puedas tomar de ejemplo, guardalo, así, una vez que empieces a crear algún recurso de marketing, tu próxima publicación en redes sociales o ir maquetando cómo te gustaría tu próximo sitio web, será más sencillo porque no empezarás el proceso creativo desde cero. MI favorita Google Keep.

5. Imagina lo lamentable que sería que tuvieras que cerrar tu negocio o dejar tu practica por que no tienes clientes.

Regresar al empleo que odiabas, no poder pagar la renta, no tener presupuesto para tus merecidas vacaciones, no avanzar en el camino de construir tu sueño.

¿Te parece poco?

6. Reconecta con las razones del por qué lo haces

¿Cuáles son las razones por las que te embarcaste a emprender?

Siempre son un buen recordatorio para no abandonar y mantenernos centrados y motivados.

Después de todo el montar un negocio por pequeño que sea, viene con motivaciones más profundas. Tan espirituales como hacer un impacto en las personas y ganar dinero en el proceso, para que tus hijos vayan a la universidad a la que tu nunca pudiste asistir en el otro lado del mundo.

7. Ten un mantra que te ayude en los momentos de stress

Como dice Marie Forleo Everything is figureoutable“, no necesitas saberlo todo antes de empezar y todo tiene solución, si, hasta los problemas técnicos que hacen que quieras arrancarte los pelos. O cuando dejamos de hacer algo porque creemos que supondrá mucho dinero y en realidad siempre hay opciones si buscamos en San Google.

¿Sabías que un mal plan de marketing ejecutado, funciona mejor que un buen plan de marketing no ejecutado?

Ahora dime ¿te ha gustado este enfoque?

Gracias por leerme

Firma KA