¿Qué haces después de hablar con una persona interesada en tu servicio? ¿Cuándo vuelves a contactarlo o cómo vuelve a escuchar de ti ese prospecto?

Por más interesado que esté alguien en tu servicio, nunca debes dejar todo en sus manos y caer en el “si le interesa ya me contactará”, recuerda que la persona más interesada en que te contraten debes ser tú.

Aunque a veces tenemos prospectos que están preparados para trabajar con nosotros y al parecer todo está servido sobre la mesa, sin mayor complicación, la verdad es que la mayoría del tiempo no es así y se requiere un seguimiento a clientes potenciales.

El temor, la vergüenza y el no saber cómo hacerlo, suelen ser las razones por las que en ocasiones no se da seguimiento a clientes potenciales o por las cuales no se hace suficiente.

Intenta pensar como yo, cuando haces seguimiento a clientes potenciales, los estás acercando a que se decidan a resolver su problema o cumplir su deseo. Tú sólo eres un conductor y a la vez el vehículo para que lo logren.

Dicho esto, es importante que no te vayas al otro extremo, nunca presiones ni seas demasiado insistente, pero tampoco adoptes una actitud pasiva, recuerda la importancia de que tú des la pauta para que las personas actúen y tomen decisiones.

La clave de un excelente seguimiento a clientes potenciales, es que tus tácticas sean suaves para que tu presencia se sienta más natural, mostrándote constantemente con recordatorios de que tu estás ahí para cuando estén listos para trabajar contigo.

El seguimiento a clientes potenciales, es una de las actividades más productivas de tu marketing y que te acercan a la venta, pero no funcionará si no lo haces.

Debajo te recomiendo 8 maneras, toma nota que tal vez alguna no te había pasado por la mente o llevas tiempo pensándolo, así que ahora es el momento.

  1. Llámalos o enviales un email preguntando qué hay de nuevo
  2. Envíales tus artículos o videos con tips que puedan serles útiles de preferencia tu autoría o contenido de alguien más.
  3. Cuéntales un testimonio de alguno de tus clientes pasados y de cómo ellos estaban en una situación similar y como mejoraron al trabajar contigo.
  4. Invítalos a tus próximos eventos o pláticas, ya sea offline o tu próximo webinar online.
  5. ¡Recomiendalos y envíales clientes! tal vez esto no lo hayas pensado, pero imagina la buena impresión que dejarías.
  6. Déjales saber sobre la última oferta especial o ahorro en tu servicio
  7. Pregúntales si están listos para trabajar contigo. Es totalmente válido
  8. Envíales un mail recordándoles cómo puedes ayudarlos.

Cómo lees, no todo se reduce a mantener el contacto para preguntar si están listos para trabajar contigo o entregar un presupuesto o propuesta y si te dieron negativa olvidarte de ese cliente potencial.

Si las maneras que te recomende para dar seguimiento a tus clientes potenciales no te resultaron nada nuevas, no importa, a veces sabemos lo que tenemos que hacer pero ¡no lo hacemos! y es en lo que dejamos de hacer, donde estan nuestros resultados.

Echa mano de diferentes canales y formas de comunicación para mantener el contacto y dar seguimiento a clientes potenciales. Aunque tengas un negocio online, como yo. Lo que mejor funciona en cuestión de marketing es una mezcla de tácticas online y offline.

Ten en mente que de nada sirve que te enfoques en atraer clientes, si no vas a dar un seguimiento y en ocasiones no es cuestión de días o semanas, pueden pasar meses o años para que un cliente potencial se decida.

La clave está en no dejar de hacerlo y ser constante.

Así que la próxima vez que sientas resistencia, piensa que existe alguien a quien puedes beneficiar y que sólo lo estás acercando a la solución.

¿Qué dices? ¿Cuál vas a aplicar esta semana?