Miedo y resistencia. ¿Ya los experimentaste?, vas por buen camino.

Si pensar en venderte a ti mismo a través del marketing te revuelve el estómago, significa que estás experimentando miedo.

Si te encuentras pensando que ciertas acciones de marketing no son para ti o las pospones para después, es resistencia.

Tienes que saber que no estás solo, si te sientes así, es totalmente normal, yo lo he experimentado y cada vez que hago algo nuevo el sentimiento resurge. Si, aunque me dedique a enseñarte cómo venderte a ti mismo.

Antes que todo somos humanos, nos dediquemos a lo que nos dediquemos y estos sentimientos vienen con nuestra condición.

Seguramente no has escuchado hablar sobre esto a tus colegas u otros profesionales pero te aseguro que se han sentido con miedo, con resistencia o ambas.

Sobre todo cuando empiezas a ser visible y te enfrentas a nuevos retos.

Lo que tienes que hacer, es dejar de negarlos y sobrepasarlos para poder alcanzar el nivel de éxito que quieres.

El primer paso es remover esos bloqueos, reconocer que existen, que son normales y ser honesto sobre su procedencia.

 

Para ayudarte responde a estas preguntas:

 

¿De qué es lo que tienes miedo o qué te asusta?

Ser rechazada, cometer un error, fracasar, tener éxito y no saber cómo manejarlo, parecer tonto, escribe los diferentes miedos que tienes.

Si te sientes estancado pregúntate: qué pasaría si dejo de hacer lo que debería, inserta aquí ____________ (dejar de esconderme detrás de un logo con mi nombre y poner mi foto, hablar en público, que me entrevisten en un medio), se trata de darte cuenta de lo que perderías, en este caso, no conseguirías visibilidad ni que se te percibiera como experto, lo cual te lleva a no ganar clientes. Así que estarías perdiendo la posibilidad de impactar a más personas y ganar más dinero.

Puedes hacerlo de la manera contraria, ¿qué pasaría si hago lo que debería? la respuesta sería: más personas preguntando por mi servicio, más clientes, más ingresos.

¿A qué te estás resistiendo?

¿A hacer las cosas que no son tus favoritas cuando de marketing se trata? o ¿a implementar marketing en su totalidad porque venderte a ti misma te resulta poco genuino y ególatra?

O tal vez a pasar tiempo en tu marketing cuando, en teoria, tienes otras prioridades más urgentes. Si esto último te ha pasado, para, que hacer marketing y atraer clientes debe estar en tu top de prioridades si quieres tener un negocio exitoso.

Una vez que descubras qué es lo que te está deteniendo, pregúntate, si vas a dejar que te pare. No tiene porque ser así y lo sabes. Puedes tener miedo y aún seguir adelante, puedes sentir resistencia y aún hacer a lo que te estás resistiendo.

Como profesionales que queremos destacar y ayudar a otros, tenemos que ejercitar el músculo del coraje y reconocer que el miedo siempre estará ahí y que podemos hablarle y decirle: gracias por preocuparte por mi, estoy bien, y sigues tu camino.

Al final el miedo y la resistencia son la manifestación de que estamos saliendo de nuestra zona de confort, (lo cual nos acerca a cumplir nuestros objetivos) y eso nuestra mente lo ve como un peligro por lo que nos protege a través de estas emociones.

Así que no importa el nivel de éxito, cada vez que queramos intentar algo nuevo o movernos al siguiente nivel, estarán presentes.

Es nuestra elección, dejarlos que nos detengan.

Ahora dime ¿Vas a usar el marketing a tu favor?

¿Estás lista para tener resultados o cuánto más vas a esperar? 

Si quieres dar el siguiente paso, me encantaría llevarte de la mano.

Con cariño

Firma KA