Cuando estamos tratando de construir un negocio, pareciera que no avanzamos o no estamos donde quisiéramos estar a la brevedad posible, vemos la meta demasiado lejos.

No olvidemos que ROMA NO SE CONSTRUYÓ EN UN DÍA

Piensa esto y recuérdalo: las cosas que nos dan placer a largo plazo usualmente nos traen problemas a largo plazo, y el esfuerzo a corto plazo, puede significar una mejor vida a largo plazo. Come chatarra diario y veremos cómo está tu salud en 20 años.

A pesar de sentir que has trabajado duro y avanzado muy poco, te invito a que tomes 10 minutos de tu día para reconectar y pensar cómo eran las cosas hace dos años, hace tres, incluso uno y te darás cuenta lo mucho que has avanzando y lo que ese avance ha contribuido a que estés en tu situación actual (aunque te quejes de lo “mal” que la estás pasando ahora).

AGRADECE, POR LAS COSAS BUENAS Y MALAS, SOBRE TODO POR LAS MALAS, PORQUE ES DE LAS QUE MÁS SE APRENDE.

No sólo pienses en tu negocio, si no en tu vida amorosa, la relación con tu cuerpo, con tus hijos, tu familia.

NO PODEMOS PENSAR EN TIEMPO Y OLVIDARNOS DE LA PACIENCIA

Ser pacientes nos ayuda vivir en el presente.

Disfrutando y confiando en que lo que hagamos día con día, nos dará la certeza de estar construyendo nuestro futuro. Poco a poco, pero constrúyendolo.

Quiero ejemplificar con una historia que aparece en el libro La Voz de tu Alma, que estoy por terminar y que te recomiendo dentro de las lecturas obligadas de crecimiento personal.

No recuerdo bien los números exactos pero va así:

Imagínate que estás construyendo una torre de 100 ladrillos  y apenas vas en el 10, si miras hacia arriba, te desesperarás y lamentarás por lo mucho que te falta y lo inalcanzable que parece.

Sin embargo, si tienes la certeza que alcanzarás ese objetivo porque estás accionando, poniendo un ladrillo cada día, reconoces tu esfuerzo y sabes que cada día, aunque sea poco a poco te acercas más.

Entonces, te sientes bien porque sabes que estás haciendo lo que tienes que hacer para alcanzar tus metas.

La paciencia es aceptar el proceso para alcanzar lo que deseas.

Al final lo que importa es la acción

Por pequeña que parezca, lo que determinará tus resultados es la constancia con que la que realices esa acción o acciones.

Llegarás a los 100 ladrillos en algún momento, mientras tanto disfruta el viaje y celebra cada 20 ó 30 ladrillos.

Así que cuando te frustres ¡comprometete con el momento y pasala bien! como dice Marie Forleo, en este video (está en inglés). A mi me encanta verlo cada vez que siento que no estoy donde quisiera estar.

Me platicas de tus logros cuando te tomes esos minutos para reconectar

Con cariño