¿Tus anuncios en Facebook están dando los resultados que esperas?, si tu respuesta es no, entonces podrías estar cometiendo alguno de estos 7 errores.

Uno de los mitos del Marketing online es su presunta facilidad y que requiere de unos cuantos clics para poner en marcha acciones que cualquiera podría llevar a cabo. Una de las más habituales es la creación de anuncios en Facebook. Quien esté interesado puede dar algunos de clics y crearlos en minutos.

Cualquiera puede hacerlo, si. Pero, ¿a cualquiera le resultarán efectivos?

Vayamos por partes, en primera instancia, las redes sociales no son estrategias, son tácticas para obtener un tipo de resultado rápido que constituyen parte de una estrategia global.

Al implementar tácticas, debes hacerlo de manera estratégica, para que tu presencia e inversión en anuncios en Facebook, genere los resultados que esperas, así que evita los siguientes errores:

#1. Hacer el mismo tipo de anuncios para diferentes objetivos 

No es lo mismo hacer un anuncio y dirigirte a alguien que no te conoce y al que buscas decirle ¡Hey existo!, que tu anuncio lo vea gente que ya te conoce y estaría más dispuesta a comprarte.

En una etapa de descubrimiento, cuando quieres visibilidad puedes utilizar preguntas que inicien con un: ¿Te gustaría saber/conocer/aprender/conseguir? (verbos y más verbos), una pregunta que englobe lo que ayudarás a conseguir. ¿Te gustaría aprender a meditar para aliviar el estrés?, lo último es el resultado.

Para alguien que ya te conoce y que forma parte de tu comunidad en Facebook o lista de suscriptores, iría más directo a la oferta o les hablaría de alguno de sus problemas específicos. Descarga este audio donde en 5 minutos meditas e inicias el día con el pie derecho. Con este anuncio demuestras que conoces la problemática de tus posibles clientes, quieren reducir el estrés pero tienen poco tiempo, así tú creas y ofreces contenido que les interese.

Por favor, no cometas el error de crear un anuncio con poca claridad que mezcle, tu servicio, tu oferta, un descuento, tu horario, quién eres, créeme lo he visto y es muy común. ¡Sé específica, un anuncio para cada acción específica!

#2. No personalizarlos 

Una url fea por aquí, otra por allá. Usa acortadores de url como bit.ly  y personalizalos, utiliza los botones de llamada a la acción de Facebook. Háblale de tú a tu posible cliente, people to people, hazlo humano, con las mismas palabras que ellos usan.

#3. Que no lleven a tu web, una página de aterrizaje o landing page

Tu web es tu base, Facebook no te corresponde, si mañana deciden cerrar la red social se va con todo y tus seguidores, sé profesional y haz una web si aún no la tienes, mándale tráfico y construye una lista de clientes potenciales, que si es tuya.

Facebook es una gran red social para conectar y publicitarte, lo ideal y más inteligente es que la utilices a favor de tu negocio de manera estratégica.

#4. No usar una imagen que destaque

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, en Facebook no es la excepción, la imagen que coloques en tu anuncio definirá gran parte del éxito del mismo. Toma en cuenta que las redes sociales, están hechas para socializar y ver qué es lo que están haciendo nuestros amigos, es importante que tu imagen destaque porque no nada más compites con las publicaciones de los amigos de tus seguidores, sino también con otros anuncios.

Procura que tus imágenes sean limpias, nada cargadas y de buena calidad  y básico: que destaquen el beneficio, si vas a dar un descuento, pues resalta ese 20% de descuento o si es una clase gratuita, destaca que es un recurso gratuito.

#5. Textos que no roban la atención

Si una imagen vale más que mil palabras, tus textos valen un millón, me encanta esta frase y es totalmente cierta.

Procura colocar un texto pequeño arriba de tu imagen, si es una oferta muy puntual como un descuento. Si vas a colocar más texto, cuida que sea tan concreto como puedas y destaca beneficios, no características.

Escríbele al que podría ser tu próximo cliente, hablándole de su dolor o problema, a sus miedos o en lo que desea convertirse y la solución que tienes tú a su problema o la transformación que logrará si trabaja contigo, siempre sutil, que tu texto venda, sin la necesidad de decir las palabras: contrátame, trabaja conmigo o ¡cómprame!.

¿Y qué puedes ayudarlos a conseguir? 

*Más clientes

*Más ingresos

*Mayor productividad en menos tiempo

*Vestirse adecuado para cada ocasión

*Recuperar su peso después del embarazo

Depende a lo que te dediques

Resulta tremendamente poco efectivo centrarte en las características de tu servicio, no sólo en tus anuncios sino en toda tu comunicación, ya sea,  web, redes sociales o donde tengas presencia.

Recuerda que las características, pasan a segundo término a la hora de decidir comprar y que hacer demasiado enfásis en ellas, te alejan de atraer a quienes quieres para que tomen la acción que deseas que tomen: apuntarse, agendar una llamada, comprar tu programa, etc.

Tip: te sugiero colocar la misma imagen con dos textos diferentes a ver cuál funciona mejor o un texto con dos imágenes distintas por anuncio.

#6. No tener una clara llamada a la acción

En el texto de tu anuncio, debes indicar qué es lo que quieres que hagan quienes lo visualizan, compra aquí > (insertas el link), registrate aquí > (link), parece muy obvio pero es indispensable colocar un llamado a la acción, si tienes tiempo utilizando anuncios de Facebook, te habrás dado cuenta que cada vez son más específicos los objetivos y que los anuncios vienen con un botón de llamado a la acción, reconociendo la importancia de este punto.

Siempre puedes reforzarlo colocando el beneficio en el texto y en la imagen, como lo recomendé más arriba.

#7. Segmentación no adecuada

Otra de las bases del éxito de un anuncio en Facebook, es la segmentación del público, misma que debe responder al público objetivo de tu negocio. ¿Eres un fitness coach y se acerca el verano?, entonces te dirigirás a quien ayudes (mujeres, hombre o ambos), y añadirás a intereses lo que usualmente buscan, consumen o por lo que se interesan. Ej. jugos detox, páginas de marcas deportivas, etc.

Este ejemplo es únicamente la punta del iceberg en cuestión de segmentación, los anuncios en Facebook te permiten crear públicos muy precisos. Puedes incluir, excluir, que tu anuncio llegue nada más a quienes pertenezcan a tu lista de email a tus seguidores, a personas que aún no te conocen.

Lo importante es que alcances a quienes verdaderamente te importan y estén más dispuestos a tomar acción porque están interesados en el tema y quieren resolver su problema.

¡Ya lo tienes! asegúrate de no estar cometiendo estos errores

Existen cientos de posibilidades con todos los beneficios que ofrece Facebook, si quieres aprender más a cómo optimizar tus anuncios, la misma plataforma te lo dice en Facebook para empresas. Pero recuerda, de nada sirve lo técnico sin lo estratégico detrás y eso no te lo da en un manual Facebook, depende de ti y lo que quieras conseguir.

Prueba, mide y lo que te funciona, repítelo.

La publicidad en Facebook es sin duda una de las formas más inteligentes de invertir en linea para muchos de tus objetivos puntuales. Para cuidar tu inversión no cometas estos siete errores que podrían estar matando tus anuncios en Facebook.

Los anuncios bien pensados, cuidados a detalle, que se monitorean y si no van avanzando como se espera, se modifican, son los que suelen dar mejores resultados.

Ahora te toca poner manos a la obra, te propongo vayas ahora mismo a revisarlos y mejorarlos o si estás pensando en crear uno nuevo, pienses qué es lo que quieres conseguir, cuides la imagen, escribe un texto que venda, colocar una clara llamada a la acción y configúralo para que llegue a las personas correctas.

Ahora dime, ¿cómo te va con tus anuncios en Facebook?