¿Estás pasando por un momento donde te cuesta generar la entrada de dinero de manera rápida para solventar gastos y estás pensando que la única solución es recurrir a los descuentos?

Estas 6 tácticas para generar ingresos sin descuentos pueden aliviar tu estrés y traerte ventas sin reducir tu beneficio.

Algo importante que quiero que sepas antes de continuar y que te servirá no sólo en la implementación de estas tácticas sino en toda tu comunicación, es que empieces a ver no sólo para afuera, sino que:

Aproveches uno de tus mejores activos

Los clientes que ya tienes y que podrían salvarte en momentos de desesperación.

¿Dónde?

En un registro de clientes o lista de suscriptores

Uno de los errores más comunes que cometen muchos emprendedores y pequeños empresarios

es precisamente esto, no tener un registro de las personas interesadas y de quienes ya trabajaron con ellos.

Continuamente están centrando sus esfuerzos en atraer nuevos clientes, lo cual no es erróneo, sin embargo,

En tu estrategia de marketing deben existir dos líneas de acción muy claras

atraer nuevos clientes y venderles de nuevo a los que ya lo hiciste, esto último lo logras, en la mayoría de los casos, teniendo una base de datos.

Para esto es vital que la construyas. Si no tienes una, te aliento a que empieces ya, claro, siempre con el permiso de tus seguidores, audiencia o clientes.

Y si tienes una página web y aún no comienzas a contruir tu lista de suscriptores, por favor, termina este post y comienza. ¿No te imaginas cómo?, pista, ¿haz entregado tu nombre y correo a cambio de un descuento en tu primera compra o a cambio de un ebook con información de tu interés?

La razón más importante por la que tienes que hacerlo

es porque resulta más fácil venderle a alguien que ya confio en ti una vez (si le dejaste contento, mucho mejor), que a una nueva persona.

No dejes que ese esfuerzo que hiciste de captación, se vea reducido a una sola compra. Entonces, así podrás recurrir a ellos cuando la cosa va mal y cuando no.

Si llegaste hasta aquí y estás preocupado por no tenerla, detente, que las tácticas funcionan en ambos casos, sin embargo, es mucho más fácil sostener un relación más íntima vía email, asegurandote que el correo llegará si o si a la bandeja de entrada a diferencia de una llamada no respondida o una publicación en Facebook, a menos que pagues por su promoción.

Dicho lo anterior, no me enrrollo más y aquí van las 6 tácticas para generar ingresos sin descuentos:

#1. Facilidades de pago

Si tu servicio es de alto valor y por lo tanto tiene un costo elevado, ponlo fácil, en ocasiones las personas están convencidas de querer trabajar contigo, pero no tienen la facilidad de solventarlo en ese momento.

Por qué crees que los meses sin intereses son tan aplicados en los establecimientos, así evitas bajar tus precios.

Ofrece plazos con o sin intereses. Ojo, que el número de pagos no sea mayor a lo que dure tu curso, programa o lo que suponga trabajar contigo.

#2. Bonus

Otra opción que te beneficiaría son los “bonus” o regalos extras, si eres psicólogo o  consultor, regala una sesión extra o amplía la duración de la sesión. Si eres fotógrafo ofrece la edición o impresión de más fotografías o bien, extender el tiempo de la sesión.

Hazlo por tiempo limitado para generar un factor de escasez y provocar que actúen ante tu llamado, aquí el objetivo es que concluyan la compra y tu generes ingresos.

Te llevas x beneficio + x beneficio, únicamente si pagas antes de determinada fecha o si compras la versión premium.

¿Por qué deberías considerar los bonus, en vez de abusar de los descuentos? porque añades valor a tu oferta, no te ves desesperado, los clientes obtienen más y tú también.

Ojo. Aplica para precios altos, de otra manera no tiene sentido.

#3. Plática, taller o masterclass de un tema concreto de tu área de expertiz

Puedes hacerlo de dos formas: cobrando la clase (implicaría que inviertas en publicitarla para atraer asistentes) o dando una charla gratis y ofreciendo tu servicio al final, lo último te lo recomiendo si tienes un servicio que consta de varias sesiones.

Si es gratis, que es lo que te convendría más si estás bajo de ingresos (el punto medular de este artículo, pero no quería dejar de darte más opciones), tu clase o charla gratis te permiría enseñar y aportar pero no al nivel de lo que representaría trabajar contigo en privado e individualmente, que implica un nivel de detalle y personalización más alto.

Vamos con el ejemplo: si eres nutrióloga, tu clase consistirá en cómo preparar jugos desintoxicantes o una plática donde enseñes a utilizar adecuadamente los “superfoods”.

Que no sea algo complicado y que implique grandes gastos, más allá de tu tiempo (si es gratis), que en este caso no estás para eso. Ya luego podrías montar algo de pago, una vez que estés con más flujo de dinero.

Si no sabes qué tema vendría bien para tu clase, este otro artículo podría ayudarte.

#4. Muestra o un periodo de prueba

Con tu producto actual o si creaste un nuevo producto puedes aplicar esta táctica, te platico, hace poco conocí a una persona que hace pesto artesanal, delicioso por cierto y lo regalaba en frasquitos, bueno, esto es el equivalente a cuando necesitamos algún software, lo descargamos por un periodo de prueba. ¡Que vuele tu creatividad!

Si le gusta ten por seguro que lo comprará y apreciará recibir una muestra previamente.

Esta es una forma de publicitar a tu producto donde brindas más valor que sólo pidiendo que lo compren.

#5. Sube tus precios

No te asustes, es importante que sigas leyendo.

Haz una revisión de tus precios, puede que ya no sean competitivos si llevas un tiempo con tu empresa y no has efectuado cambios, tal vez en este momento han dejado de ser rentables, revisa si lo que estás dando vale su precio, puede que te sorprendas y te des cuenta que es momento de subirlos y que tal vez ahí radique tu problema para no llegar a fin de mes.

Pon atención a los precios de tu sector, no se trata de ponerlos igual o menor, lo peor que puedes hacer es competir por precio, siempre llegará alguien más barato que tú y entonces perderás.

Confía en el valor de que ofreces y no pongas un precio más bajo porque no crees que estás a la altura.

Enfócate en ver qué beneficios puedes añadir para justificar tu nuevo precio.

Una vez que lo tengas envía un mail o anuncia que subirán tus precios y que el servicio con el precio actual sólo estará disponible hasta tal día, así que será la última oportunidad de comprarlo a ese precio.

Verás como algunos reaccionan positivamente, pasan a la acción y te contratan. Sobre todo los que aún lo estaban pensando o los que no pudieron pagarlo en un primer acercamiento contigo.

#6. ¡Da seguimiento!

Puede sonar obvio pero… por increíble que parezca algunos no lo hacen o lo dejan a medias.

En estas personas interesadas puedes encontrar posiblemente la próxima venta que necesitas.

Lo he vivido en varias ocasiones, es uno de lo mayores problemas de los freelance o profesionales de servicios independientes y de las pequeñas empresas.

Te plático, hace un tiempo solicité los servicios de un fotógrafo y sólo uno de 3 con los que tuve contacto, dio seguimiento a mi petición, los otros dos se limitaron a dar su presupuesto, ni siquiera se preocuparon por agendar una reunión de venta.

Al ser un servicio de 10 mil pesos, lo más seguro es, que existan preguntas por parte del interesado, para confirmar si es el servicio adecuado o para conocer qué otras opciones puedes brindar.

Tu obligación, si quieres vender, es asistir en su decisión y si no das seguimiento muestras una falta de interés que dañará tu reputación, haciendo sentir a tu posible cliente decepcionado.

Espero que las 6 tácticas para generar ingresos sin descuentos, que te propuse hayan abierto posibilidades que no te habías planteado. Así que ha implementar de lo contrario no funcionarán.

Me encantaría saber qué opinas y cuál podrías aplicar ya

¡Suerte!