Conocer a tus clientes es fundamental en el éxito de tu emprendimiento o negocio para vender, así de sencillo. Si no les ayudas a resolver lo que necesitan resolver, no tienes un negocio, tienes un hobbie caro que además de generarte gastos no te trae ganancias. Así que…

No imagines ni interpretes lo que realmente necesitan

Siempre busca identificar cuáles son sus mayores preocupaciones, sus miedos, necesidades y crea servicios que les ayuden a mejorar o cambiar su situación.

¿Cómo saberlo? pregunta, debajo 2 maneras prácticas:

Crea formularios de encuestas con Google Forms

Crea encuestas con formularios de Google y publícalas en tu fan page en Facebook o envíala por mail a tu lista, si tienes una.

¿Ideas? aquí un ejemplo de la magnífica terapeuta belga Esther Perel, lo he visto hace poco en mi newsfeed en Facebook y quise compartirlo.

‘’I’ll use your feedback to customize the topics’’. Utilizará la retroalimentación de su comunidad para customizar los temas que tratará en su próximo workshop online.

*Para crear un formulario en Google Forms, únicamente necesitas acceder con tu cuenta de Gmail. También puedes utilizar typeform, una herramienta más agradable a la vista.

Utiliza Twitter

Si tienes una cuenta activa en Twitter y ahi están tus posibles clientes, también puedes optar por crear una breve encuesta que te permita conocer la opinión acerca de algún tema o situación específica

 

Utiliza el correo electrónico, tal y como lo hace la empresa que aloja mi sitio web, que acaba de enviarme este mensaje. O si lo prefieres envía el enlace de tu formulario vía mail, tal y como lo hago yo cuando se unen a mi comunidad eso me permite conocerte mejor para escribir artículos que te ayuden a atraer clientes y mejorar tus ventas.

 

 

Realizar este tipo de acciones, te ayudará a moldear tu oferta y resolver las necesidades/preocupaciones de tu cliente, te permitirá crear engagement, haciéndoles sentir partícipes y tomados en cuenta. Siendo el cliente el centro de tu estrategia, evitándo especular qué piensa y siente en relación a tu servicio.

¿Y tú, conoces lo que realmente quieren tus clientes?